domingo, 30 de diciembre de 2012

PROGRESISMO ES DINERO*

El mundo progre estuvo encantado (feliz de la vida, en realidad), cuando se supo que Hebe Pastor de Bonafini había adoptado casi como un hijo a Sergio Schoklender. ¿Has visto, Martita, qué bien?, se decían las vecinas. Despojada de todo prejuicio, la dulce Madre de Plaza de Mayo que supuestamente perdió sus hijos durante la dictadura, quería adoptarlo como propio. Todo un acto de amor, ¿vio? Para peor, transgresor, porque mire que venir a adoptar una madre, justamente a un muchacho que había matado a los suyos en circunstancias tan sangrientas. Ante cualquier pensamiento malsano, la mayoría se inclinaba por poner el acento en la redención, al final de cuentas Schoklender ya había pagado su deuda con la sociedad, la cárcel sirve pasa eso, ¿no?

Pero el hombre sólo quería plata, dinero, mosca, biyuya, coshque. Los billetes contantes y sonantes, como se vio mucho después, cuando la situación se hizo tan insostenible y los desmanejos eran tan evidentes que hubo que echar mano del último recurso que quedaba, echar de la casa al hijo, acusarlo de haber sido el único culpable y argumentar que en realidad había estafado a las pobres viejitas que un mal día confiaron en un maligno estafador. En adelante las dulces ancianas empezaron a tratarlo como el parricida. Ya no lo nombran, ahora es simplemente el parricida.

Pero, vamos, el que avisa no es traidor, con la historia que los hermanos Schoklender traían encima, lo dudoso hubiera sido que se comportaran de otra manera. Mucho más en una posición como la que los pusieron, administradores de una empresa que usufructuaría de contratos con el Estado sin pasar por una previa licitación o concurso de precios. “Si se atrasaban los pagos, hablábamos con Néstor y problema solucionado”, ha confesado hace poco el parricida. Era una cuestión de amigos, che.

En esta parte del planeta, la humanidad ha venido a dar con una de las verdades fundamentales de la vida, que el hombre se mueve por dinero, dinero y solamente dinero. Ni el amor ni el odio, ni la religión ni el ateísmo, ni una mujer ni su recuerdo. Ni mucho menos un partido, una ideología, haga el favor, a quién se le ocurre. Solamente estando loco alguien se dejaría matar para defender los sacrosantos derechos del mercado liberal o porque alguien no acató la ley de la justa repartija de los excedentes de la producción entre los trabajadores. Ni por John Maynard Keynes ni por Karl Marx.

Mucho menos por el pobre discurso progresista que ofrecen los rejuntados actuales, menemistas culposos, frepasistas pre y post chachistas, radicales de Yrigoyen, de Balbín y ¡de Fernando de la Rúa!, viejos duhaldo menemistas y modernos duhaldistas puros, abortistas convencidos de todos los abortos menos del suyo propio, socialistas de la primera, la segunda y la tercera hora, eutanasistas filo nazis aunque no lo reconozcn, viejos jefes de la Side devenidos en gobernadores rionegrinos, alfonsinistas del padre, del hijo y del Espíritu Santo, antiguos montoneros arrepentidos y arrepentidos de su arrepentimiento, verdaderos y falsos gays, lesbianas, lesbianos, transexuales y todas las variantes habidas y las que falta clasificar todavía, periodistas que escribían prólogos para libros de militares aeronáuticos, erpianos que se quedaron sin una Cuba que los apoye.

Todos van por la plata, por el dinero, la biyuya, los mangos, el dinero. La guita, en una palabra. Porque si no, no se cree lo de Amado Boudou, que pasó del liberalismo de la Unión de Centro Democrático, al más puro kirchnerismo, sin ninguna escala en algún tipo de arrepentimiento. Sin que nadie le reclame cómo hizo para pensar tan distinto de un día para el otro, qué libros leyó, quiénes lo convencieron tan rápidamente, qué vio en este gobierno que lo obnubiló de tal manera que, de un día para otro, pasó a esconder todos los libros de Adam Smith bajo la mesita de luz del departamento de Puerto Madero.

Todos están por la plata. Si no, no se explicaría que tantas oficinas de derechos humanos premien -con dinero, ¡obvio, amigo!, nadie quiere medallas o condecoraciones- a quienes también atentaron contra la democracia sacrosanta que gobernaba el país entre el 73 y el 76. Damnificados por el bombardeo a Plaza de Mayo en 1955, hagan fila por aquí así pasan a cobrar por aquella ventanilla. Primos segundos de un amigo que desapareció en el 77 pero que finalmente estaba vivo, en la ventanilla de más allá.

Cada vez que aparece un damnificado de aquellos años, gordo, pelado, carcomido por los años, el Estado ya sabe que tiene que desenfundar la billetera. La asignación universal progresista alcanza para todos. Hay manteca para tirar al techo. ¿Usted hizo la conscripción y dice que un cabo lo miraba mal? Venga mañana, inicie un expediente y el mes que viene lo hacemos cobrar. ¿Una vez lo hizo hacer salto de rana? Doble indemnización entonces.

Los progresistas argentinos solamente quieren dinero, ni revolución ni patria socialista, ni mucho menos, muerte a la oligarquía.

Ahora la oligarquía son ellos.

                                                                    Nestor Nuñez

*Publicado en revista "Milo", Nº 4; Octubre del 2011

viernes, 14 de diciembre de 2012

EDITORIAL MILO Nº 4

ANTE LAS PROXIMAS ELECCIONES

Este 23 de octubre el pueblo concurrirá nuevamente a las urnas; de modo que una vez más tendremos que soportar ese carnaval obsceno y oneroso que la partidocracia nos impone periódicamente.

 Conforme lo dicta el mito de la Soberanía Popular -según el cual el origen del poder y de la autoridad radica en la multitud-, los candidatos que resulten elegidos estarán legitimados de ahí en mas para hacer lo que se les venga en ganas, así sea derogar la ley de gravedad; y sin lugar a dudas serán los más idóneos gestores del Bien Común, dado que como es sabido “el pueblo jamás se equivoca”.

En realidad aunque resulte antipático tenemos que decir lo que siempre decimos en estas oportunidades: que el electorado será engañado y manipulado.

Como en cada elección, se le hará creer al pueblo que es el soberano, que elige de verdad, que ejerce el gobierno a través de sus representantes, y que estos obedecen un mandato popular.

Nada de eso es cierto. Ni existe tal soberanía, ni hay verdadera libertad de elección. Todo esta viciado por el engaño y la extorsión; y todas las opciones que se le presentan al ciudadano no son otra cosa que más de lo mismo.

Nadie que no salga de las mafias partidocraticas tiene en este Sistema opción alguna de ser elegido. Ese es el modo por el cual una casta oligárquica de gobernantes irrepresentativos se asegura la permanencia en el poder, y la impunidad para consumar toda clase de latrocinios y tropelías en nombre del pueblo.

Y no solo eso, con este aval electoral los sátrapas que nos gobiernan también se consideran legitimados para terminar de descristianizar al país imponiendo una serie de leyes impías y contrarias al derecho natural; como ser la legalización del aborto.

 Si triunfa el oficialismo, como parece ser que sucederá, la profundización de la decadencia moral, el robo, y la entrega del patrimonio a la usura internacional; estará garantizada

Por otro lado el arco pseudopositor, que va desde el liberalismo macrista al socialismo de Binner, pasando por el socialdemócrata Alfonsin (h), ni siquiera tiene diferencias accidentales con el gobierno, solo espera recoger algunas migajas del festín de los triunfadores.

Tampoco el llamado peronismo federal –en evidente descomposición- representa algo que minimamente valga la pena, su difusa percepción de lo nacional se esfuma y se malogra por la innobleza de sus dirigentes.

Por su parte la ultraizquierda - un rejunte de sectas burocráticas y electoraleras-, solo tiene para exhibir su fracaso histórico y su dialéctica funcional al Sistema.

Con este panorama no hay dudas que pasado el ritual electoral todo ira de mal en peor.

Por supuesto que más allá de cualquier resultado los portavoces del Sistema dirán que los más importantes fue que la participación del electorado sirvió para fortalecer las instituciones y consolidar la democracia. En otra palabras, que en nada importa que los vencedores de la carnestolenda electoral sean unos tránsfugas delincuentes y vendepatrias; lo importante es que con cada elección se consolida la democracia y que de ese modo el ciudadano puede seguir votando y eligiendo indefectiblemente a los sucesivos crápulas que los gobernaran in secula seculorum.

Y es cierto que votar consolida al Sistema, y ello por la sencilla razón de que no existe ninguna opción que no sea una variante más de aquella que ya nos gobierna.

Todos los candidatos son expresiones mas o menos matizadas de una oligarquía antinacional que nos impuso un modelo de país dependiente de la usura internacional, sin identidad, saqueado, y sin un autentico régimen representativo.

Pero también es cierto que el mero voto en blanco, o la abstención, tampoco pone en peligro al Sistema, por la sencilla razón que nadie lo tiene en cuenta. Por más que medio electorado no vote, el Régimen sencillamente no registra este dato.

El voto negativo –por más alto que sea- no constituye ninguna opción si no existe una estructura orgánica que lo encuadre y lo conduzca en algún sentido.

Cuando se utilizó esta medida siempre fue transitoriamente y como expresión de una organización que lo encarnaba. Tal el caso de Hipolito Yrigoyen que se valió de la abstención electoral como medio de repudiar al régimen fraudulento y le dio a este recurso el carácter de una verdadera resistencia civil contra la opresión, lo que a la postre le otorgó el triunfo.

Solamente así tiene sentido este recurso. Es decir el voto en blanco o la abstención solo sirve si es promovido por una organización que lo encauza, y que puede reclamarlo como un capital propio.

Por ello desde aquí celebramos y apoyamos la iniciativa de nuestros camaradas de la Red Patriótica que están llevando a cabo una abstención militante y revolucionaria. Por que cuando no hay un Bien para elegir, lo que cuadra es no elegir nada.

                                                   Edgardo Atilio Moreno

lunes, 26 de noviembre de 2012

Comunicado del Circulo Nacionalista de Sgo del Estero sobre la Masoneria*

El Circulo Nacionalista de Santiago del Estero quiere manifestar a través de este documento su preocupación por la reciente reaparición de logias masónicas en nuestra provincia.

Preocupa a nuestra organizacion que, a tenor de las publicaciones periodísticas que dan cuenta de dicha novedad, estas organizaciones secretas sean tenidas por simples sociedades de beneficencia, inocuas e inofensivas.

Haciéndonos eco de las palabras de Su Santidad el Papa Leon XIII creemos que hoy –al igual que en el pasado-, es menester quitarle la mascara a los masones.

En efecto, dado que la Masonería no ha cambiado en absoluto su naturaleza pérfida, ni sus fines perversos, es nuestro deseo recordar a los hermanos santiagueños que el Magisterio de la Iglesia Católica ha condenado reiteradamente a las Sectas Masonicas.

Ya la Encíclica "Humanum Genus", del Papa arriba mencionado, calificaba a esta organización como un enemigo astuto, calculador, y contrario a los principios fundamentales de la doctrina cristiana.

Por ello mismo, el Código de Derecho Canónico de 1917 estableció que "los que dan su nombre a la secta masónica, o a otras asociaciones del mismo género, que maquinan contra la Iglesia o contra las potestades civiles legítimas, incurren ipso facto en excomunión”.

Asi mismo, y para mayor advertencia, el Papa Pío XII señaló como “raíces de la apostasía moderna, el ateísmo científico, el materialismo dialéctico, el racionalismo, el laicismo, y la masonería, madre común de todas ellas”.

Incluso el Episcopado Argentino supo declarar oportunamente que: “Todo argentino, pero principalmente la juventud, debe saber que Catolicismo y Masonería son términos que se contradicen y excluyen absolutamente como el Cristo y el Anticristo. Y también debe saber que el liberalismo o laicismo, en todas sus formas, constituyen la expresión ideológica propia de la masonería.”

Y debe destacarse que todos estos juicios de la Iglesia en la actualidad siguen vigentes, tal como lo manifestó en 1981 la Congregación para la Doctrina de la Fe, y como se desprende del nuevo Código de Derecho Canónico.

Por todo ello, el Circulo Nacionalista de Santiago del Estero insta a los santiagueños a tomar distancia de estas organizaciones siniestras que ponen en peligro la Fe y que, como la historia lo ha demostrado, son las causantes de la destrucción del orden social cristiano.
Santiago del Estero 25 de julio de 2011.

Edgardo A. Moreno (Presidente) - Carlos A. Zerda (Vice-presidente) - Enrique Marañon (Secretario) - Hector Cejas ( Tesorero).

* Publicado en Revista Milo Nº 3, agosto del 2011

jueves, 18 de octubre de 2012

LA ARGENTINA EN PELIGRO*

El caso de la República Argentina nos debe convocar a todos los argentinos con necesidad y urgencia a revertir el proceso de degradación institucional y social que padecemos y que nos conduce inexorablemente a la total desintegración del estado nacional.

Nuestra Patria sufrió dos contiendas bélicas en un corto plazo (1974-1982), las que no solo afectaron su integridad territorial (se pudo perder la provincia de Tucumán, se perdieron las islas del Canal de Beagle, y Malvinas sigue siendo una deuda), sino también nuestra identidad nacional al tratársenos de imponer doctrinas materialistas que nada tienen que ver con la heredad hispánica y católica cimentada a lo largo de los años por nuestros próceres.

La impronta que caracterizó a una Argentina altiva y orgullosa no podía ser tolerada por los grandes poderes mundiales, económicos y financieros, ni por las políticas imperiales angloamericanas.

Es así que un movimiento de pinzas, por derecha y por izquierda cercó a nuestro país procurando la apostasía de los argentinos a través de una contracultura que afecta los cimientos esenciales sobre los cuales se construyó la argentinidad. Esta "maniobra convergente" fue respondida con una victoria militar contra el terrorismo marxista, pero la traición del "mundo occidental y cristiano" (¿?) transformó aquella en una derrota política.

Se logró de este modo uno de los objetivos pergeñados por los grandes poderes internacionales: la claudicación o traición de la clase dirigente argentina, el deterioro de sus instituciones y un real estado de indefensión materializado en el desguace espiritual y material de las fuerzas armadas, así como la hipoteca del futuro de nuestros hijos y nietos a partir del sometimiento al poder internacional del dinero.

A esto se le suman las políticas educativas y comunicacionales que mutilan el espíritu de nuestros jóvenes, negando el sentido heroico de la vida y sumergiendo la esencia trascendente del criollo, estéril y permeable a las modas y designios imperiales.

Es el gramscismo que declamatoriamente se define como progresista pero que deforma al educando privándolo de los valores que le permitirán el verdadero progreso y que trasvasa la admiración que merecen los genuinos próceres de nuestra nacionalidad a nuevos paradigmas “maradonianos" o el heroísmo banal, estupidizante que surge de la gesta de "Gran Hermano".

Y aunque parece que ya hemos perdido el tren de la historia esta a veces suele ser benévola y todavía puede brindarnos otra formación ferroviaria que nos permitirá continuar aun tardíamente el proyecto de las naciones hacia el futuro. Ojala asi sea, aunque todo indica que nuestros dirigentes dejan pasar el tren sencillamente por que no saben donde se encuentra la estación para abordarlo; sumergidos en el aquelarre electoralista, la corrupción, los proyectos de infraestructura efímeros, que constituyen en realidad buenos negocios para algunos; poco interés tienen estos en el destino del país.

De modo pues que esta en nosotros, los ciudadanos comunes y corrientes el desafió de darnos cuenta de la profunda crisis que vive nuestro país; así como las falencias del Sistema, y tomar conciencia de que lo que se esta jugando es mas que un pedazo de tierra, es nuestra existencia como Nación; es nuestro Ser Nacional el que esta en peligro. Entonces, "pongamos al sol por testigo", como dijera nuestro Libertador en Maipú y vayamos hacia adelante porque la batalla es nuestra...y la victoria solo es de DIOS.

Dr. Mario A. Corvalán 

*Publicado en revista "Milo" Nº 3, Agosto del 2011

jueves, 27 de septiembre de 2012

Santiago de Liniers: El héroe caído*


 En mi escritorio de trabajo, junto a las fotos de mi familia, se encuentra un pequeño portarretrato donde se destaca la figura de un noble caballero, “con todas las letras”, de origen francés llamado Santiago Antonio María de Liniers y Bremond, o sencillamente don Santiago, como le gustaba que le digan. Este auténtico patriota, condecorado con el Hábito de San Juan y la Cruz de la Orden Militar de Malta, fue Capitán de Navío de la Real Armada de España, Gobernador Político y Militar de los Treinta Pueblos de las Misiones Guaraníes, Comandante General de Armas de Buenos Ayres, y Héroe de la Reconquista y Defensa de nuestra “patria vieja”, frente a las Invasiones Inglesas de 1806 y 1807.

Estos antecedentes le dieron el prestigio local para convertirse luego en el único Virrey (1807-1809) proclamado por el Cabildo y el pueblo de Buenos Ayres, en contraste a la pavorosa figura de su predecesor Sobremonte. Liniers fue ademas un hombre de profundas convicciones católicas; se encomendó a la Virgen de la Merced para repeler el ataque del protestante inglés, y en agradecimiento a la victoria alcanzada, le entregó las banderas del famoso Regimiento 71 de Highlanders Escocés.

Pero, un personaje de esa tesitura no podría durar demasiado frente al avance del liberalismo revolucionario de 1810. Como él mismo diría en su testamento antes de ser fusilado en Cabeza de Tigre (Córdoba) “Las manos que firmaron mi sentencia son las mismas manos que hace tres años me alzaron en vilo en la Plaza Mayor de Buenos Ayres, y que me transportaron así, sin que mis pies rozaran el suelo, hasta la Real Fortaleza (...); las mismas manos que hoy señalan el aparente inexorable camino que conduce hasta mi tumba (1)”.

Obviamente, sus convicciones morales y éticas lo obligaban a ser fiel a la figura del Rey de España, el inepto Fernando VII, siendo conocedor de los reales intereses más que políticos, económicos de los sublevados o “revolucionarios patriotas”, quienes dirigidos doctrinariamente por el nefasto Dr. Mariano Moreno (el Robespierre criollo), no vaciló ni un segundo en ordenar su fusilamiento, asi como el de quienes se opusieron a los acontecimientos del 25 de Mayo de 1810.

Desde luego que para Moreno, fusilar a Liniers le daría al mejor estilo Joseph Goebbels, la propaganda suficiente para que Buenos Aires intimide a las demás provincias a unirse a la Revolución, por supuesto con el liderazgo centralista de la “hermana mayor”.

Sin embargo, con el desastre de Huaqui (Bolivia) en 1811, Moreno cayó en desgracia y la Revolución empezó a tambalear. Solo con la llegada de San Martín tomaría nuevos ribetes independistas.

Lo peor de todo, más allá de la “historia oficial” que busca encubrir las verdaderas razones de la injusta ejecución de este héroe de la “patria vieja”, es que a Liniers lo mató la masonería. En una carta dirigida a su suegro Martín de Sarratea le reprocha el olvido de los principios que los revolucionarios atacan como “el trono”, “la justicia” y “los altares”, precisamente los objetivos claves del Iluminismo Masón como diría Santiago Roque Alonso en “Santiago de Liniers: El Primer Padre de la Patria”(2). Después de todo, vemos que la masonería triunfante con las ideas modernistas que hoy nos gobierna, con este chantaje político que es la partidocracia, comienza a mostrarse ante la sociedad como algo provechoso para el bien común, como hombres y mujeres llamados por los ideales de su “razón elevada”, a seguir los pasos del secretismo secular para atacar a la Iglesia, que es al fin y al cabo el último bastión a conquistar, si es que ya no lo han hecho.

Liniers fue un regalo del destino, fue quien quiso interponerse al perverso plan de conquista de los sectarios “albañiles”, constructores de lo que hoy constituye nuestra Nación Argentina. Su inteligencia y capacidad visionaria fue testigo de la incompetencia española para escuchar sus constantes recomendaciones en reforzar las defensas de las costas del puerto de Buenos Ayres, que cayó en manos del pirata inglés un 26 de Junio de 1806. Esa misma incompetencia se reiteraría nuevamente, por eso en una correspondencia dirigida a Vicente Echavarría el 14 de Julio de 1810, diría “ La insurrección de Buenos Ayres, la más atentativa al derecho natural y de gente que jamás se haya formado y aún la más contraria a los restos de la prudencia y de la combinación política” (3). Sus palabras no tendrían el eco esperado, vaticinando así el carácter casi improvisado y erratico de la Revolución de Mayo, que a fuerza de sangre y fuego se fue expandiendo por las provincias del Virreynato.

La primera sangre derramada fue la del propio Liniers, el 26 de agosto de 1810. La descarga de los fusiles ordenada por French bajo la inquisidora mirada de Castelli, segaría su vida para siempre. Se dice que el propio French le dio el tiro de gracia. Desde entonces el pueblo argentino aún mantiene una enorme deuda de agradecimiento con don Santiago de Liniers, por ser ejemplo de amor a Dios y a la Patria. Por algo es que sus restos mortales no descansan en el país por el que entregó hasta la última gota de su sangre, sino en su España adoptiva.

He aquí nuestro sentido homenaje a quien los nacionalistas le debemos gran parte de lo que somos y pensamos.

1) Torres, Felix A., “Santiago de Liniers – Sus Cartas desde la Historia 1809-1810”
2) Santiago Roque Alonso, Periódico Patria Argentina, Año XXIII, Nº 269, 12 de Agosto de 2010
3) Torres, Felix A., “Santiago de Liniers – Sus Cartas desde la Historia 1809-1810”

                                                                             Enrique Marañon (h)

*Publicado en revista "Milo", Nº 3, agosto del 2011

jueves, 20 de septiembre de 2012

LOS MASONES ¡VUELVEN!*

¡Uy!, ¡uy!, ¡uy!, qué miedo, vuelven los masones, pero esta vez ya no vienen a comerse vivas a las viejas beatitas que van a misa, y no solamente porque ya no hay viejas beatitas y si las hay no van a misa, sino porque ahora vienen vestidos con otro traje, aunque todavía no se sabe bien qué traen bajo el poncho.

Casi como un chiste los diarios han comenzado a hablar de ellos con todo respeto, dicen que es una institución sin fines de lucro, con una determinación altruista, filantrópica. ¿Cómo los rotarios?, preguntan los desprevenidos. Sí, contestan desde adentro, pero nosotros tenemos un secretito que no te lo vamos a decir, a menos que sigas al pie de la letra nuestras instrucciones.

¡Vamos!, a quién quieren embromar a esta altura de la suaré. Digan qué se traen entre manos, muchachos. Porque, una de dos, o pretenden convertirse en una superestructura política y social para desde ahí hacer sus chanchullos, digamos como fueron en una época los demócratas cristianos en Santiago (también llamados demócrata cretinos, demonios cristianos o, directamente, la secta), en cuyo caso habría que desearles todo el éxito del mundo. O verdaderamente creen que la guerra que iniciaron en contra de la Iglesia y lo que ella defendía está lejos de ser ganada y entonces habría que suponer que no saben nada de historia o que nunca han visto un programa de televisión en el que aparezca algún cura, para darse cuenta de que esa batalla la ganaron hace mucho.

En una provincia que carece de una clase dirigente sólida, fuerte, extendida y numerosa, con instituciones constitucionales que por definición tienen una esencia débil, casi nula movilidad social, dependiente del tesoro nacional y con solamente dos o tres ricos muy ricos asomando la nariz por encima del resto, es lógico que un grupo de pensamiento desee constituirse en un factor de poder, se llame como se llame. Si no hay otros grupos al frente que atajen, a ese conjunto de gente -dadas las circunstancias- no le sería difícil llegar hasta las más altas instancias de poder en Santiago. Y mantenerse allí apelando a todos los recursos a su alcance, tal como lo hicieron los demócratas cristianos, durante un tiempo más o menos prolongado de épocas recientes. Debería ser gente cuyas conversaciones y decisiones sobrepasen el nivel de las tenidas del Rotary o el Club de Leones y vaya un poco más allá, buscando conseguir adeptos en el resbaloso campo de la política práctica, de los punteros ¡báh!

Porque lo otro es más difícil de creer. Reflotar el viejo espíritu de la masonería, sus guerras, sus fobias, sus cánticos a la paz universal y su refutación de los dogmas que verdaderamente interesan de la Iglesia, es tarea que cualquier obispo hoy la realiza mucho mejor que cualquier masón, digamos de la talla de Domingo Faustino Sarmiento. Además, ¿qué queda por demoler institucionalmente en la Iglesia o en la familia?

Pero hay algo más. Una condimento se podría agregar a este asunto. Y es el siguiente. Desde hace un tiempo los diarios de Buenos Aires y de las provincias, así, como al pasar, lanzan nuevas historias de la masonería, siempre resaltando que todos los presidentes anteriores a Hipólito Yrigoyen lo fueron, y José de San Martín también, como para que nadie se saque esa mecha repetida tantas veces que ya harta refutarla. Los diarios de provincia sacan a flote periódicamente las mismas historias. Es como si se hubiera iniciado una conscripción de nuevos masones. Aquí y allá surgen notas, casi siempre escritas con el candor de periodistas novatos, que ponen el grabador ante quien sea y luego vuelven a la redacción a desgrabar, casi sin ganas, como si fuera una notita más, la feria de platos de la parroquia, un curso de repostería, el parte de prensa de la municipalidad. Y en el medio ellos, los masones (¿qué?, ¿quiénes?, ¿qué son?, ¿tengo que presentar documento para hacerme?, ¿tienen obra social?, preguntan algunos).

Y no es lo mismo. No es como si el Lawn Tennis o el Jockey Club un día descubrieran que se han quedado sin socios y tienen que salir a la calle a buscarlos. No es casual que varios diarios y revistas al mismo tiempo comenzaran una recluta de adeptos, total, no pasa nada, ¿has visto, querida?, salen en los diarios y todo, así que el jueves voy.

Algo huele feo detrás de esta movida. Si alguien sabe qué es lo se viene, que avise. Nosotros, por las dudas, nos preparamos.



                                                                                     Néstor Núñez
 
* Publicado en revista Milo Nº 3, agosto del 2011

miércoles, 12 de septiembre de 2012

EDITORIAL MILO Nº 3


El nacionalismo y la revolucion cultural

Los nacionalistas argentinos tenemos por delante no solo el tremendo desafío de construir una herramienta política que nos permita poner al Estado al servicio de la Nación; sino que además, y a tenor del tremendo impulso que en los últimos tiempos ha tomado la revolución anticristiana, debemos arbitrar los medios para librar una guerra de índole cultural.

 En efecto, no solo la sociedad política esta controlada por los gerentes del Poder Mundial; sino también lo esta la denominada sociedad civil.

Esto se ve claramente en el ámbito de la cultura y especialmente en los “think tanks” (o como corresponde, “laboratorios de ideas”); lugares en donde predominan las tendencias disolventes de la contracultura neomarxista y gramsciana.

Estas expresiones ideológicas financiadas por el supracapitalismo, a pesar de su apariencia contestataria, no son más que los últimos detritos del Iluminismo; y como tales su función principal es la de corroer el Orden Natural e impedir cualquier reacción en contra del Sistema de Dominación.

Es por esta razón que los nacionalistas nos vemos en la obligación de realizar en forma perentoria, y con los modestos medios a nuestro alcance, diversas acciones de resistencia frente a una cultura hegemónica y totalitaria de signo adverso.

Es cierto que en el pasado el nacionalismo logró mucho en el ámbito de la cultura, sobre todo en el terreno historiográfico, sin embargo hoy todo ello se ha perdido.

Prueba de lo que afirmamos es la aceptación – o por lo menos la falta de reacción- por parte de nuestra sociedad de las numerosas leyes anticristianas hoy vigentes (incluyendo las por venir), así como la decadencia del sistema educativo y la podredumbre que divulgan los medios de comunicación.

Salvo rarísimas excepciones, que en general son marginales, todo lo que actualmente se respira en el ámbito de la cultura esta contaminado.

En todas las producciones culturales campea el más crudo materialismo, antropocentrismo e inmanentismo.

Muy poco queda de la cosmovisión trascendentalista y teocéntrica que moldeo nuestra cultura fundacional y nuestro Ser Nacional.

La revolución anticristiana, desatada con la locura francesa de 1789, ha ido destruyendo una a una las instituciones cristianas y los valores que vertebran a toda sociedad sana.

Y si bien la tarea la comenzó el liberalismo decimononico y la masonería; a partir de la segunda mitad del siglo pasado fue el marxismo el que gradualmente ha ido desmantelando la mentalidad católica de las sociedades occidentales y el sentido común del hombre moderno.

Instigadores de esta faena fueron hombres como Antonio Gramsci y los miembros de la escuela de Frankfurt, Max Horkheimer, Teodoro Adorno, Herbert Marcuse y compañía; los cuales advirtieron que la revolución bolchevique no triunfaría, ni se mantendría en el poder, si antes no destruían el sentido común de la humanidad y eliminaban aquellos vestigios de cultura cristiana que aun quedaban en el siglo XX.

A partir de entonces todos los ataques contra la Fe y el orden natural tienen como principales ejecutores a estos personajes que generalmente ocultan su ideología haciéndose llamar progresistas; y que en nombre de los derechos humanos y de la libertad han impulsado la destrucción de la familia, el matrimonio homosexual, la liberalizacion de las drogas, el aborto, la eutanasia y el auge de todo tipo de aberraciones e inmoralidades.

De modo pues que la tremenda crisis moral por la que atraviesa nuestra sociedad no es una simple y coyuntural corrupción de las costumbres sino el resultado de la aplicación de doctrinas que promueven una verdadera revolución cultural de contenido anticristiano. De ahí la necesidad de encarar con seriedad una labor cultural destinada a difundir y defender la Verdad y la Belleza, dos de los nombres del Dios que odian los revolucionarios.

De más esta decir que plantear esto no significa desentendernos de la militancia política; a tenor del conocido adagio: formación para la acción, en la acción.

Efectivamente, si queremos que el Estado argentino se ponga al servicio del bien común y de los intereses nacionales tenemos que incidir en el ambiente en cual se forma la clase dirigente de nuestro país. Y dado que nuestros políticos no vienen de otro planeta, sino que salen de esta sociedad, de este pueblo, y de esta cultura; no tenemos otra que enfocarnos en esta tarea.

Recordemos que en el orden natural de las cosas la política domina a la economía, y a su vez la cultura determina a estas dos. Por eso los gobiernos y los planes económicos pueden pasar fácilmente, mientras que la cultura queda. Y esto es tan así que hasta el enemigo lo comprendió.

Edgardo Atilio Moreno
En la madre de ciudades

jueves, 6 de septiembre de 2012

SOLUCIONES A LA CONTAMINACION EN EL FRONTAL*

Un pais en serio posee una direccion politica fija y definida. La Argentina no tiene un  modelo economico estable y sus relaciones internacionales en estos momentos estan enfermas y con trastornos de bipolaridad. En pocos años se ha pasado de las "relaciones carnales" con los Estados Unidos a una mutacion deforme de unos pobres panegiricos del regimen chavista; es decir que se precisa de manera perentoria de una politica con objetivos claros y definidos (como Brasil), con modelos de desarrollo a largo plazo que logren trascender las contingencias politicas de turno, y como consecuencia sean generadores de proyectos para una estructura que sirva a la Nacion por varias generaciones.

Quizas las obras que se proponen en esta nota no den redito politico electoralista (ya que ontologicamente las esencias son invisibles a los sentidos), empero responden a las necesidades estructurales de la supervivencia y el desarrollo de una Nacion.

El dique frontal de Rio Hondo fue concebido para que dure 200 años cuando se lo proyectó; con las tasas de colmatación actual su vida util se redujo a los 70 años, de los cuales ya se han cumplido 35.

El dique es una obra de gran envergadura concebida para la atenuación de crecidas, el suministro de riego y agua potable, la generación de hidroelectricidad, el favorecimiento del turismo y el desarrollo ictícola. El lago se reparte entre las provincias de Tucumán y la de Santiago del Estero.

Pero este espejo de agua recibe desde hace años un doble ataque en simultáneo, la Contaminación y la sedimentación.

Respecto a la primera, el avance se produce por el ingreso de residuos del proceso industrial de la caña de azucar (Cachaza, Vinaza y Melaza), con altos valores de DBO ( 7,000 a 20,000 mg. /lt.), es decir la cantidad de oxígeno requerida, para estabilizar la materia orgánica contenida en aguas contaminadas o aguas industriales residuales, que pueden descomponerse por la acción de microbios aérebicos, en definitiva sería la cantidad de oxígeno absorbido por un residuo en descomposición, lo provoca obviamente un rápido agotamiento del oxigeno en el agua, destruyendo flora y fauna presente.

Tambien hay sobreabundancia de nutrientes como el fosforo y el nitrógeno provistos por la contaminación lo que favorece la reproducción de forma exagerada de algas que consumen el oxigeno disuelto en el agua con desprendimiento de acido sulfhídrico causante de olores nauseabundos.

Ademas se ha detectado el derrame de contaminantes con presencia de metales pesados sobre el rio DP2 desde la Minera La Alumbrera. Se detectó aportes de metales pesados como el cobre, cromo, plomo y mercurio en valores superiores a los tolerables, que se comportan como inhibidores biológicos en la sangre.

Existen ademas.actividades estacionales de contaminacion como las vinculadas a la industria azucarera y citrícola, y otras que son permanentes como los basurales a cielo abierto.

Las actividades y los responsables de la contaminación están perfectamente determinados e individualizados.

La contaminación de la cuenca Salí-Dulce afecta no solo el riego y la ganadería en Santiago, sino que pone en peligro el ecosistema de la laguna Mar Chiquita, además de la contaminación del Río Salado a través del canal de Jume Esquina con lo cual estará afectada la Provincia de Santa Fe.

La solución a este problema debe ser en el origen mismo de la contaminación. Hay dos variantes:

a) Cada punto de contaminación (ciudad, industria) debería contar con su propia planta de tratamiento de efluentes, pero al ser una inversión alta en cuanto a su construccion y sus operaciones, que ademas no tiene retorno directo en la producción de bienes y servicios, los industriales son reacios a ejecutarla. Conceptualmente el proceso de tratamiento de los efluentes consiste en grandes piletones en donde reposa el efluente a tratar. Con el aporte de grandes cantidades de aire se devuelve el oxigeno perdido al agua que contiene el efluente contaminado. En realidad para este proceso solo se requiere el oxigeno del aire, por lo tanto para industrias con terreno de poca envergadura se podría usar oxigeno liquido con vaporizadores para inyección directa.

b) La construcción de una gran planta de tratamiento de efluentes en que todas las empresas, ingenios, citrícolas y actividades contaminantes deriven mediantes canales o conductos sus efluentes para que sean tratados antes de ser volcados a los ríos y arroyos. Los parques industriales en todo el mundo cumplen esa función, la ventaja de esta opción es que abarata los costos con el consecuente beneficio en la producción.

Las soluciones técnicas son concretas y fáciles en cuanto a su concepcion, por lo tanto el problema no radica en este punto. Es cierto que no son baratas en términos de inversión, como tampoco son de bajo costos ciertos delirios expresados en tribunas políticas como el tren bala, que en cuanto a prioridad como infraestructura no debería ni ser tratado como proyecto.

Hay grandes problemas estructurales como el inminentecolapso de la matriz energética nacional, que en términos reales de tiempo estamos a punto de una implosión por falta de inversión en la generación, trasporte y distribución de energía eléctrica.

El gran problema para poner en marcha una solución definitiva a la contaminación del lago es netamente político, es decir hay que hacer aplicar con rigor la ley con las consecuencias que fueren, multas onerosas o clausura de la actividad económica generadora de contaminación, con la consecuente erradicación de una cultura industrial desaprensiva y peyorativa hacia al medio ambiente.

El sistema de multas a aplicar deberían servir a un fondo de reparacion y el dinero usarse para obras de saneamiento de la cuenca y el lago, o bien para solventar los gastos de mantenimiento de oxigenación del lago: este sistema ha sidopuesto en marcha en ríos como el Támesis o el Sena. Es decir que se podría implementar balsas flotantes con inyección de oxigeno al espejo de agua, este producto consumible (oxigeno) podría ser mantenido por este fondo común. Las multas tambien podrian servir para obras básicas como el control de la sedimentación del lago.

La manera de encarar el problema seguramente será diferente si los santiagueños se convencen de que el medio ambiente no es una herencia que recibimos de los padres, sino un préstamo que les han dado sus hijos y que como tal lo deben administrar de manera consciente, responsable y sustentable en el tiempo. Si no se piensa de esta forma la actual generacion podria quedar ante la historia como la responsables de haber contribuido a la formación de un nuevo sistema como el del Riachuelo en el norte, como resultado de la conjunción acción (de contaminar) /omisión (falta de acciones correctivas a la contaminación ).

La sedimentacion

El embalse ha perdido capacidad de almacenamiento por la colmatación. Los valores varían de 10 al 17% según informes oficiales con posibilidad de llegar a un 35 % según información suministrada por la Universidad Nacional de Santiago del Estero. La colmatacion se debe a los sedimentos arrastrados por los ríos y que llegan al lago llevados por sus respectivos cursos de agua, la tasa de colmatación es del 1,033% anual en promedio llegando los últimos años a un 2 % a tal punto que el río Salí formó un delta por deposición de material en su desembocadura perdiendo su cauce natural. El mecanismo generador de la sedimentación se inicia en las subcuencas de las cuales el 45% desemboca en el lago.

El lago esta a 200 metros sobre el nivel del mar, el pedemonte a 400 metros de altura y a unos 5500 metros se encuentran los picos de las elevaciones. En los cerros se origina lluvias muy intensas, la gran pendiente con que cae el agua provoca una importante erosión, originando la degradación de la montaña que se disgrega de manera continua. Lluvias de 2800 mm anuales provocan que el suelo disgregado fluya al rio con gran energía. La única barrera natural que existe ante esta avalancha de material solido es la rugosidad del terreno que en este caso es la vegetación ubicada en el pedemonte y que de manera irresponsable se tala para los cultivos, el agua al contener sedimentos rocosos es mas abrasiva con lo cual disgrega el suelo del pedemonte que en su mayor parte es arcillosa.

Para este otro problema las posibles soluciones serian enprimer lugar no permitir la deforestación por una parte, y por otra, forestar de manera inmediata las altas cuencas de los ríos. Ademas de las 22 subcuencas se deberían controlar al menos 3 que son las que arrastran un 60% de los sedimentos. Otro trabajo a encarar seria la construcción de defensas, pircas y presas en lugares adecuados en donde se vea que es más conveniente. Esta tarea además se puede realizar con vecinos a traves de programas manejados por la nacion, lo que aparejaria una generación genuina de trabajo en lugares con mucha desocupación. Una vez realizada las obras de control de sedimentos, se podrá evaluar el dragado y refulado del embalse para alargar su vida útil.

Fijnalmente existe la alternativa del vaciado del embalse para extracción de sedimentos.

 ING. CARLOS ALBERTO ZERDA 

 *Publicado en revista Milo Nº 2, junio del 2011

domingo, 26 de agosto de 2012

LA DESMALVINIZACION CONTINUA VIGENTE*

El Gral. San Martín decía “cuando la Patria está peligro todo es lícito menos dejarla perecer”. Parece que nuestros líderes políticos nunca lo escucharon, porque en vez del sueño de una Patria libre e independiente, lo que han buscado sin descaro es someterla al imperialismo, inclusive a veces disfrazándose de de patriotas.

Esta reflexión viene al caso por que el 10 de junio se celebrará el día de la reivindicación de nuestros derechos por Malvinas, y sin embargo el proceso de desmalvinización y entrega que comenzó con Alfonsín seguirá invariable.

Y esto no significa que el Proceso de Reorganización haya sido un ejemplo de virtudes nacionalistas. Lo que queremos decir es que Malvinas fue una guerra justa contra el imperialismo británico, y por mas que el aparato publicitario al servicio del mismo Imperio repita sin cesar que fue obra de un general borracho que envió a los chicos a una guerra sin sentido, no se puede ocultar que se trató de una causa noble y que a veces la guerra es inevitable.

De lo contrario deberíamos decir que nuestra guerra de la Independencia fue también improvisada e irracional.

De lo que nunca hablan los detractores de la Gesta es de las humillaciones que vivió nuestra Patria en manos del Reino Unido. Para no abundar en los hechos que llevaron a la guerra, citare solo dos situaciones puntuales. La primera, el no pago de la deuda que Inglaterra tenía con Argentina en 1.947 como consecuencia de los alimentos que se le envió durante la Segunda Guerra Mundial; y la segunda el planificado robo de nuestro petróleo en la zona de Malvinas.

Con respecto a esto último quisiera detenerme. Resulta que en la década de los 70, cuando las naciones productoras de petróleo reajustaron el precio de este combustible, se hizo necesario buscar nuevos yacimientos, de modo pues que el gobierno ingles encomendó a la Universidad de Birmingham la exploración en los mares del sur. Así enviaron varias expediciones con ese fin, del cual surgió el Informe Shacketon, en dos versiones una oficial para la Argentina, y otra secreta para el Reino Unido. En ese último se consignaba la existencia de una importante reserva petrolífera y se miraba de reojo las posibles complicaciones militares con nuestro país.

No hay que olvidar que el gobierno de la Sra. de Perón nacionalizó las bocas de expendio de combustible que luego fueron anuladas por Martinez de Hoz, quién sin duda fue uno de los artífices de la deuda externa, luego avalada por los gobiernos democráticos subsiguientes.

En el año 1977 se envía un submarino nuclear a las islas en abierta provocación. En el 79 se refuerza militarmente la isla. Pero la gota que derramaría el vaso que a esa altura ya estaba mas lleno fue el incidente con el empresario de la chatarra Davidoff en las Georgias del Sur.

Para entonces ya eran demasiadas las agresiones que cualquier Nación digna pudiera soportar. Hasta ese entonces el Reino Unido solo dilataba la discusión sobre la situación Malvinas, para ellos era la cuestión 242 en materia de política exterior. Querían consultar la opinión de los kelpers, valiéndose del principio de autodeterminación de los pueblos, pero los kelpers no son población originaria de las islas, sino que fueron exportados luego de tomarlas por la fuerza.

Es verdad que nos enfrentamos a un enemigo poderoso pero no tanto desde el punto de vista militar, ya que el león inglés estaba en decadencia; sino por que este contó con la ayuda de los Estados Unidos. Pero como no hay mal que por bien no venga ello sirvió para demostrar que la doctrina Monroe, el TIAR, y la OEA misma, eran toda una farsa. Además la guerra fue la ocasión para que todas las naciones de la América hispana, salvo Chile, vieron quienes eran los enemigos de nuestros pueblos y apoyaran nuestra valiente lucha en contra del Imperio. Panamá, por ejemplo, desde el puesto de miembro no permanente del antidemocrático Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, levantó la voz en nuestro favor. Lamentablemente la diplomacia argentina le pagaría mal, porque años después cuando Estados Unidos la invade por el Canal, se le negó el asilo político a varios patriotas, entre ellos a Luís Suarez. Otro ejemplo notable lo dio Perú que hasta ofreció tropas para ir combatir por nuestras islas.

Ahora bien, más allá de los errores estratégicos que se cometieron durante la guerra, la gran pregunta es ¿por qué no se tomaron otro tipo de medidas que afectaran a los ingleses en donde mas les doliera? Por ejemplo represalias y sanciones económicas.

Nuestro país estaba en guerra contra un Imperio ayudado abiertamente por EEUU, y nunca se rompieron relaciones diplomáticas, ni con Francia u otra nación contraria a nuestros intereses. No se confiscaron bienes de empresas de distintos tipos ya sean británicas, yanquis, europeas. ¿Acaso no hubieran hecho ellos eso? Eso habría ocasionado tal desequilibrio que habría cambiado el destino de la historia mundial. Hoy esas empresas siguen operando en nuestro país y llevando las ganancias afuera.

Por otro lado tampoco fue una derrota vergonzosa como se nos quieren hacer creer. Nuestros soldados combatieron dignamente y ocasionaron grandes daños al enemigo. La poderosa flota británica sufriría bajas importantes de manos de los valientes pilotos argentinos lo que les valio a estos el reconocimiento mundial. En realidad la derrota vergonzosa vendría después, con el sometimiento económico a los intereses del Imperio y del poder mundial. Esta situación humillante, que tiene todas las características de un armisticio impuesto a una nación vencida, se manifestó en lo siguiente: 1º Con el pago de una deuda externa fraudulenta e ilegitima en base a continuos endeudamientos y a costa de hipotecar el futuro del país. 2º La venta de las “joyas de la abuela”, o sea el remate a precio vil de empresas estatales fundamentales. 3º La destrucción de todo el aparato de defensa y la humillación de nuestros militares con el objeto de saciar la sed de venganza de los subversivos. 4º La entrega de nuestros recursos naturales a capitales extranjeros; tierras, bosques, agua, petróleo, gas, minerales. 5º El apoyo irrestricto a organismos como la ONU que nos dieron la espalda en la guerra y la subordinación a todas sus politicas.

En definitiva, a raíz de la derrota de Malvinas y sobretodo de la desmalvinizacion, la Argentina vive hoy en un estado crítico, el cual solo será reversible cuando haya argentinos que quieran recuperar el espíritu de Malvinas. Cuando nuestros compatriotas piensen y sientan en argentino. Cuando el nacionalismo inunde esos sentimientos y se pueda poner de pie nuevamente. Entonces la guerra de Malvinas y todas las gestas por la soberanía no habrán sido en vano.

Dra. Zulma Escobar Gorocito 

Publicado en revista Milo Nº 2, junio del 2011

viernes, 17 de agosto de 2012

LA OTRA POLUCION*

No hay peor contaminación que la del espíritu del hombre, porque toda liberación de las normas cristianas, morales y éticas que rigen su acción lo convierten en una pluma que flota por el aire para reposar en cualquier pensamiento anticristiano o en actitudes que tergiversan las reglas más elementales de comportamiento de un buen ciudadano amante de Dios, de su patria y de la cultura de su sociedad.

La exaltación de la libertad humana, la eliminación de las barreras para dar iniciativa al libre albedrío, no es más que el pecado mismo de desobediencia a la autoridad de Dios.

El hombre liberal quiere superar al Creador, lo confronta, lo desafía e intenta reemplazarlo con nuevas deidades como el dinero, el prestigio, el poder. El liberalismo implica la emancipación al plan de Dios, y si lo retrotraemos a un pueblo como el de Santiago del Estero, que tiene profundas raíces cristianas gracias al legado hispano de nuestra patria vieja, vemos como la tradicionalidad de ese pueblo ya no es la misma que la de antes.

No solo el embalse de Termas de Río Hondo es víctima directa de la irresponsabilidad y corrupción de empresarios y funcionarios de la hermana provincia de Tucumán, sino que los intereses espurios generados por el poder del dinero, auténtico anticristo del mundo moderno, ha logrado que la degradación de nuestra flora y fauna deje huellas difíciles de borrar en el patrimonio de nuestra provincia. Lisa y llanamente, el liberalismo capitalista, es el motor de una cultura enquistada en la depredación de todos lo valores habidos y por haber. Todo lo mueve el dinero, y Santiago no esta exento de ello.

La inseguridad, la droga, el alcoholismo, la prostitución infantil, los abortos clandestinos, la venta de bebés, son la otra contaminación de nuestra casi extinta tradicionalidad provinciana en que la juventud santiagueña más que nadie se ve envuelta. Todos los días los diferentes medios liberales adictos al poder se limitan a ser meros trasmisores de estos lamentables hechos, sin realizar un trabajo profundo de investigación periodística. Aquella persona que tenga entre 50 ó 70 años de edad, puede hacer una comparación acertada en cuanto al cambio de la sociedad santiagueña desde el siglo pasado.

 Santiago tiene un pasado tan rico en tradiciones culturales como su música folklórica, su poesía, su literatura y su arte; que de a poco fue cambiando por lo ordinario. Hasta los carnavales son diferentes. El Liberalismo cultural trajo la música “waracha” o “villera” con una letra burda que alienta a la infidelidad matrimonial, a rebajar a la mujer como mero objeto sexual, a tomar alcohol para afrontar las penas, a la desobediencia a la autoridad. También encontramos las “sectas sociales” o dicho más suavemente “comunidades sociales” como los flogger por ejemplo, muy difundido en aquellos jóvenes intoxicados con Internet; con una vestimenta que refleja la oscuridad de su mente, que los enceguece de la única luz de salvación eterna que es Cristo.

La mujer; aquella que Dios creo de la misma costilla del hombre para que sea el complemento necesario en la formación de la familia cristiana, antes pudorosa y recatada, ahora es más masculina y sensual, amante de su propio cuerpo curvilíneo, atractivo e insinuante. Los divorcios, las separaciones espirituales, las rupturas familiares por infidelidades matrimoniales están a la orden del día en nuestra provincia, más aún en matrimonios que no tienen más de 10 años de casados. Los hijos, víctimas de las garras de este demonio, son lo que sufren las consecuencias de este relativismo del amor conyugal y del respeto al sacramento del matrimonio.

 El destape que cualquier revista de la farándula porteña expone en su tapa con el nuevo estereotipo sexual de la mujer argentina, la carne argentina “for export”, como dicen algunos iluminados conductores de los excreméntales programas mediáticos que invaden las pantallas de los hogares santiagueños, peligrosamente está creando un modelo social basado en la atracción por el deseo, la seducción, hasta la perversidad. La consecuencia de un embarazo no deseado por “una canita al aire” como se dice; ahora se lo subsana con el mero asesinato de una vida por nacer mediante el aborto.

Pero claro, algunos sostienen que se debe comprender a la pobre niña que no supo controlar sus hormonas al seducir con un llamativo escote o con un apretado pantalón, el enamoramiento fugaz de su circunstancial pareja de la noche. ¡Son los derechos humanos, que así lo exigen!

La droga en nuestra provincia no solo se consume, sino que las pistas clandestinas encontradas en nuestro vasto territorio, y las redadas de Gendarmería Nacional dan certeza del tráfico permanente que existe. Si a ello le sumamos el alcohol, el desenfreno en los boliches habilitados o en la nueva modalidad de fiestas clandestinas; se conjuga un cóctel peligroso que da como resultado una muerte segura por accidente de tránsito o una sobredosis de alcohol e inclusive el suicidio o asesinato por celos.

La sociedad santiagueña ya no es la misma de antes. Otrora orgullosa de su pasado cristiano con un fuerte apego a los mandatos religiosos; ahora está siendo absorbida por las más variadas formas de seudo iglesias cristianas o por los más espurios “chamanes” o “manochantas”; que engañan a incrédulos y faltos de fe. Hasta en las misas en las iglesias predomina la concurrencia de losadultos, con respecto a los jóvenes que prefieren pavonearse por las naves del templo para charlar o mostrarse indecorosamente.

La contaminación del liberalismo cultural solo podrá contrarrestarse con una verdadera política de contención dirigida a reflotar los valores patrióticos, morales y cristianos, donde se ponga a Dios verdaderamente sobre todas las cosas. Hay que luchar desde todos los ámbitos, y Milo tiene ese propósito, para darle una oportunidad a los jóvenes de no ser fagocitados por “El Gran Hermano” de George Orwell, por ese ojo que todo lo ve masónico y oscuro que intenta destruir la integridad familiar y el de la sociedad.

Solo el nacionalismo salvara a la Patria

                                                             Cr Enrique Marañon (h)

Publicado en revista "Milo", Nº 2, junio del 2011.

viernes, 10 de agosto de 2012

Editorial Milo Nº 2


La Argentina en la geopolitica mundialista

A principio de los años 70, el Club de Roma –una de las organizaciones masónicas que promueven el Nuevo Orden Mundial- publicó un informe alertando sobre las consecuencias que tendría el crecimiento de la población mundial en relación a la disponibilidad de recursos alimentarios y petroleros en el primer mundo.

Por aquella época también, y en sintonía con ese informe, se emitió en los EE.UU el famoso Memorandum 200 de Henry Kissinger. Dicho Memorando -como se supo luego de su desclasificación- advertía que el crecimiento de la población mundial constituía un peligro para la seguridad de los EEUU., por lo que se recomendaba la implementación de un plan maltusiano de control de la natalidad en los países del tercer mundo.

A partir de entonces la política exterior norteamericana adoptó como una de sus prioridades la reducción de la tasa de natalidad en estas regiones, y puso en práctica todas las recomendaciones que emanaban de los centros del poder internacional.

Así, por ejemplo, se condicionó cualquier ayuda financiera –vía Banco Mundial, BID, etc.- al cumplimiento estricto por parte de los gobiernos nacionales de las medidas de control demográfico que las grandes potencias exigían.

De modo pues que todos los planes de educación sexual, así como los proyectos de despenalización del aborto, que se implementan hoy en día a nivel global, tienen su origen en aquellas directivas del Poder Mundial.

El objetivo que se busca con este diseño geopolítico es que gran parte del planeta sea despoblado, y que grandes espacios territoriales se destinen como reservas naturales para el aprovechamiento de los países desarrollados.

La única oposición a estos planes hegemónicos, en nuestro país –así como en el resto de Hispanoamérica- pasa por los sectores pro-vida de la Iglesia Católica y los bolsones de resistencia nacionalista que aun subsisten. Todas las demás fuerzas políticas -desde la extrema izquierda hasta la derecha liberal- son funcionales a los planes de los mundialistas.

Por ello mismo cualquiera que sea el partido que logre acceder al gobierno en nuestro país, el Estado argentino mantendrá inamovible su política anti-natalista; y lo que es mas grave, de acuerdo a lo que se viene viendo, cada vez contará con mayor consenso en la sociedad civil.

Lamentablemente el panorama no es muy halagüeño; y ello no nos debe sorprender dado que nuestro país carece de todo poder de autodeterminación a raíz del divorcio que existe entre el Estado y la Nación argentina.

En efecto, nuestros gobernantes lejos de defender los intereses nacionales, son meros gestores de las políticas que vienen de afuera. Es decir, actúan como engranajes o apéndices de un poder formal u aparente.
La cruda verdad es que el Poder Real en el mundo pasa por los organismos y logias (como la famosa Comisión Trilateral, el Council on Foreign Relations, el grupo Bilderberg, los Iluminati y el Club de Roma), que constituyen un entramado de poderes manejados en última instancia por los banqueros internacionales de la Alta Finanza. Esta verdadera oligarquía mundial lo que pretende es sencillamente apoderarse de todo; y nuestra clase dirigente, que debería defendernos, esta a su servicio. Con su complicidad se destruyó la industria nacional, se contrajo y se legitimó la fraudulenta deuda externa, se extranjerizaron nuestras empresas nacionales, las pymes y los recursos mineros.

Ahora este oscuro poder, bien catalogado por el Papa Pío XI como el Imperialismo Internacional del Dinero, viene por nuestras tierras fértiles, nuestra agua potable, y en definitiva por los alimentos que el primer mundo necesita.

Cada crisis económica –por ellos creadas y controladas- les permite avanzar un paso más. La devaluación de nuestros recursos y de nuestra moneda, les permite a los capitales extranjeros adquirir a precio vil nuestras riquezas, empresas, tierras, y demás recursos naturales, (a eso le llaman inversión).

Y no solo se trata de limitar el crecimiento de la población y apropiarse del patrimonio nacional sino también de impedir todo crecimiento industrial, así como limitar el desarrollo agrícola, con la excusa de la ecología. Algunos analistas señalan inclusive que no es descabellado que se provoquen nuevas guerras bacteriológicas. El SIDA, la tuberculosis, y virus como el Ebola, están devastando la población africana. Muchos de ellos justamente países señalados en el Memorándum 200 de Kissinger.

El hecho es que a tenor de todo lo que viene sucediendo, a nuestro pueblo solo le quedará pobreza y miseria, con lo que tendremos el terreno abonado para eventuales guerras sociales de pobres contra pobres; y para la virtual desaparición de aquello que se llamó la Argentina a consecuencia de la secesión territorial de provincias o de regiones enteras como la patagonia.

La única salida pasa por sumarse a la resistencia activa contra estas iniciativas, aportando nuestro granito de arena y teniendo presente que no nos enfrentamos a los actos aislados de un gobierno perverso; sino a todo un Sistema de dominación; es decir a un complejo, pero armonioso conglomerado político, económico y cultural, que responde a los intereses de los amos del mundo, y al cual es preciso impugnar y desbaratar.  

Dr. Edgardo Atilio Moreno
En la Madre de ciudades

viernes, 3 de agosto de 2012

LA MATRIZ DEL INDIGENISMO*

Ernesto Damian Danchez Ance es coordinador del Centro Ayohuma por el Dogma Nacionalista de Beveraggi Allende, ademas es co-fundador de la agrupación nacionalista "La Barbarie". Como estudioso de la lengua quechua estuvo nueve veces en viajes de estudio en Bolivia y el Peru. Por otra parte se desempeña como guía de turismo y excursiones educativas en Tucuman.
En una charla con periodistas de "Milo" respondió un breve cuestionario acerca del por que del indigenismo, la relación de los indígenas con la Iglesia Católica, sus conexiones políticas, la confusión en que han caído algunos y el europeismo de Evo Morales, entre otras cuestiones.
A continuación, la entrevista.


¿Nos podrías explicar que es el indigenismo?
Explicar qué es el Indigenismo, desde una óptica política, no es tarea sencilla, ya que el Indigenismo no es una doctrina, sino un movimiento en el que encontrarás gente de los más variados orígenes y seguramente con distintos intereses.
No hay que confundir tampoco Indigenismo Político con Indigenismo Cultural. Una cosa es el interés intelectual por las culturas indígenas. A los interesados en esos aspectos, que van desde lo artístico a lo idiomático, pasando por lo gastronómico, arquitectónico, etc., les cabe perfectamente el calificativo de indigenistas. Pero generalmente se cae en el error de meter a todos en la misma bolsa, cuando en realidad el interés cultural, no necesariamente tiene porqué, obligadamente, ir de la mano con el Indigenismo Político.
En el caso del Indigenismo Político, las cosas no son “o blanco o negro”. Hay muchísimos matices que no existen en cualquier grupo político con una doctrina o si queremos ser mas contundentes, un dogma.
Se trata de un complejo entramado en el que encontrarás a teóricos como Ramiro Reynaga, quien tiene un profundo rechazo hacia el Marxismo. Y en una posición distinta hay gente como Evo Morales, muy influenciado por la Izquierda. Ambos en Bolivia.
En el Perú te das con los hermanos Humala, hijos del ideólogo indigenista Isaac Humala. Los Humala son ex militares acusados de violación de Derechos Humanos en la época de la guerra contra Sendero Luminoso.
Y en lo que es Argentina, la “indigenista” de moda es Milagro Salas, una oportunista que no sabe qué es la verdadera cultura indígena y que saca muy buenos réditos al ser una activista del Kirchnerismo.
Con estos cuatro escasos ejemplos te das una idea de cuan complejo es entender y explicar qué es el Indigenismo. En realidad, yo lo sintetizo con una sola frase: “existen tantos indigenismos como indigenistas hayan”. Y para complicar aún mas el panorama te diré que muchos de los indigenistas carecen de pureza racial, están muy bien vinculados políticamente y son profesionales universitarios. No cualquier indiecito humilde que trabaja en su minifundio de sol a sol con su yunta de bueyes en el ámbito de una economía de subsistencia, acullicando y hablando como lengua madre el Quechua puede ser indigenista. Los indigenistas son, en muchos casos, gente de un nivel social e intelectual considerable.

Si la aceptación de nuestro origen hispano-católico no implica un rechazo a los valores positivos de las culturas aborígenes, ¿por que entonces el indigenismo es tan virulento en sus ataques a la Iglesia y a la cultura occidental que nos trajeron los españoles?
El odio de la mayoría de los indigenistas hacia el Catolicismo radica en que muchos de ellos tienen una formación ideológica o intelectual de Izquierda o directamente marxista. Que quede bien en claro. El odio al Catolicismo está en los indigenistas. No son los indígenas quienes  rechazan nuestra Religión, ya que éstos son muy creyentes. La mayoría de indios y mestizos son tan católicos como aquellos que van a Misa a cualquier parroquia que vos puedas frecuentar. Seguramente que se trata de un Cristianismo sincretizado y sin conocimiento de la Doctrina. Pero es gente muy creyente, como lo he podido comprobar por ejemplo en la localidad de Písac, a donde he asistido varias veces a la Misa en Quechua.
La gran mayoría de quienes a ella acuden son mestizos o indios. Sea cual fuere las características étnicas de los feligreses, se trata de gente que tiene un bagaje cultural con una notable ascendencia indígena. Se trata del auténtico elemento etnocultural indohispano en el que, en el ámbito familiar y comunitario, no resulta difícil imaginarse que prevalece, en muchos aspectos, lo indígena sobre lo hispano.
Un detalle que me gustaría resaltar. Si bien el indígena y el mestizo, en general gente pobre, no tienen rechazo a la Religión Católica ni al “tata cura”, que aún hoy sigue siendo de gran prestigio en el ámbito comunal, sí tienen rechazo hacia los funcionarios españoles en las colonias, y a los patrones de haciendas. Y los entiendo. Hablando cierta vez con un peruano campesino, mestizo, con un considerable nivel cultural, me decía que era imposible que el campesino del Ande peruano no sintiera rechazo hacia los patrones, descendientes de los blancos de la época colonial, ya que muchos campesinos de edad, llegaron a ver cómo sus abuelos eran castigados a latigazos por el patrón sin ningún tipo de inconvenientes. Inclusive hasta había casos de derecho de pernada. O sea que, el no cumplimiento de las Leyes de Indias por parte de los funcionarios, más el trato inhumano de los españoles hacia el indio, dan lugar a rebeliones como las de Tupaq Amaru II y de Tupaq Katari. Y ya en el siglo XX, el mal trato de los criollos hacia los indios que servían en sus haciendas, y las condiciones de pobreza, dan lugar a la aparición de grupos de Izquierda que, en lugares como el Cusco, siempre tuvieron gran aceptación. Mas ello no significa que la población se haya “ateizado”. Por el contrario. Sus Patrones, el “Taytacha” Temblores y la “Mamacha” del Carmen siguen siendo motivo de veneración, igual que en la época de la colonia. Y me temo que a raíz de esa devoción, los marxistas con discurso indigenista se expresan contra la Iglesia como institución, mas nó contra la devoción religiosa de los pueblos.

¿Por que los grupos marxistas se relacionan con el indigenismo siendo que el marxismo no coincide con las culturas indígenas?
En realidad, yo no creo que el marxismo se relacione con el Indigenismo como el Fascismo puede relacionarse con el Nacional Socialismo o el Peronismo con grupos nacionalistas. Creo que muchos de los denominados indigenistas, antes que indigenistas, son marxistas o bien izquierdistas que conocen lo que son las culturas nativas y tienen su actividad proselitista en esos ámbitos adecuándola a las coyunturas locales. Cuando digo que conocen lo que es la cultura nativa, puede ser no sólo por herencia cultural, sino a través de profundos estudios de Psicología Social, de Antropología, o de cualquier disciplina.
Los marxistas o bien los izquierdistas son muy hábiles para hacer entrismo. Lo hicieron con el Peronismo, que era lo mas antimarxista que podía existir. Lo hicieron en la Iglesia, en la que muchos curas y fieles, si no son marxistas sí son de Izquierda. Lo hicieron en todos los ámbitos. Por ejemplo, el FRIP, germen del PRT – ERP, a comienzos de lo década de 1960, emitía en Santiago del Estero Comunicados en Quichua. No solo eso. Redactaban en un Quichua no necesariamente puro ni estilizado, pero sí, bastante esmerado.
Los marxistas no tienen mayores problemas para intentar penetrar en comunidades que tienen preocupaciones sociales totalmente justificadas. No les fue siempre bien en sus intentos, tal como les sucedió en el Perú, en que varias veces los comuneros los enfrentaron armas en manos, o como en Tucumán, mas precisamente en Santa Lucía, en donde el pueblo empobrecido por el cierre de su ingenio, prácticamente les daba la espalda, y algunas veces delatábalos.
Aún así, recién en los últimos años la Izquierda ha llegado al poder en países con mayoría indígena como Bolivia. Todo ello resultado de las pésimas gestiones de gobierno de gente de raza blanca de tendencia neoliberal.
Daré mi opinión: si los blancos hubieran gobernado con una postura antiimperialista y con sentido de justicia social, hoy, en Bolivia, Evo Morales seguiría siendo un dirigente sindical y nada más. La Izquierda que usa el folklore indígena tiene su apogeo por culpa de los malos gobernantes de raza blanca, blancos que siguen en el poder, ya que el vicepresidente de Evo Morales, García Linera, es blanco. Y hay que decirlo… Evo Morales, mas allá de su raza, de su origen campesino, de los ch’ullus, los sweaters de lana de llama y de la coca, piensa y razona como occidental.

En Santiago del Estero, muchas personas por el simple hecho de conocer algunas palabras en quichua han sido consideradas como miembros de los llamados pueblos originarios; esto nos lleva a preguntarle si todos que se hacen llamar indígenas lo son en realidad.
En 1999, creo que fue en ese año, tuve oportunidad de asistir a una conferencia de Soledad Pereyra en la Universidad Tecnológica de Tucumán. Vino acompañada por el hijo de Jorge Washington Abalos. Soledad Pereyra, quien se hace llamar “Sapallitan” Pereyra, en este país en el que todo está “patas para arriba” es una referente del pueblo supuestamente tonocoté de Santiago. Si vos observas sus rasgos faciales es una mujer netamente criolla. Recuerdo que habló tantas incoherencias, mezclando cosas de la cultura andina con la chaco santiagueña, que le doy la razón a Jorge Alderetes, de la Asociación de Investigadores en Lengua Quichua, quien dice: “Cuando a Solita Pereyra le preguntan acerca de las creencias religiosas de su pueblo, hace una gran ensalada con términos quechuas:  “la Madre Tierra ... nos permite dejar nuestra huella sobre la faz del “Kai Pacha“ (este mundo), y nos recibe cuando nos vamos, al “Úray Pacha”, abajo, para renacer después y subir y trascender nuestro ”Uqurunanchys” que es nuestro yo, nuestro espíritu, al “Anaj Pacha””. No sólo los conceptos son ajenos a la región, sino también frases como “uku runa”. Para completar la ensalada, incluye a la Pachamama andina, el Taniku (un dios prehispánico de Salavina), y a la Mayup Maman (una mujer rubia con cola de pez semejante a las sirenas de la mitología europea)”.
Si analizamos el tema identitario desde lo idiomático, he de decirte que se puede hablar en Quichua, pero eso no significa, ni por cerca, ser indígena. Del mismo modo que, por el solo hecho de hablar en Castellano, nosotros no podemos decir que somos españoles.
Además, el Quichua a Santiago del Estero, recién ingresa con la llegada de los españoles, quienes catequizaron precisamente en Quichua a los nativos de la región. Quienes impusieron el Quichua en lo que hoy es Santiago fueron los sacerdotes católicos. Veo dificultoso que hayan sido los Incas, ya que no tenemos demasiados motivos para pensar en un efectivo dominio político ni militar incaico en lo que hoy es Santiago, muy a diferencia de lo que es el resto del Noroeste Argentino.
No conozco Santiago del Estero a fondo. Pero por los muchos contactos que tuve con quichuahablantes de tu provincia, o sea los shalacos, puedo decirte que se trata de mestizos y criollos. No puedo, bajo ninguna circunstancia, decir que los quichuahablantes de Santiago, sean decididamente indígenas. Es mas…tengo entendido que muchos quichuabablantes en Santiago son de origen árabe. Todo lo contrario sucede con los quechuahablantes de Bolivia y Perú, que tienen, por lo general los que radican en zonas rurales, una pureza racial mucho mas definida. Inclusive en esos países hay aun quechuahablantes monolingües, lo que realmente dudo que suceda hoy por hoy en Santiago.

¿Que relación tienen con el gobierno estos grupos, y que buscan?
Hay indigenistas que están a la diestra del poder, como ser Milagros Salas. Su relación con el Kirchnerismo es harto divulgada, de modo que hablar al respecto sería redundante. Te citaré un dirigente menos conocido: Eduardo Nieva, “cacique” de la comunidad pretendidamente indígena de Amaicha del Valle quien, personalmente, admite estar relacionado con Jorge Taiana.
Contestar tu pregunta sobre cuales son sus objetivos, tampoco es fácil porque te vas a encontrar con los mas variados tipos de intereses. Sin embargo, lo que más me preocupa, es el espíritu separatista, secesionista y balcanizador de muchos grupos de pretendidos indígenas como los autodenominados mapuches. Una verdadera amenaza para la integridad territorial de los estado de Argentina y Chile.

* Publicado en Revista "Milo", Nº 1, abril del 2011 

lunes, 9 de julio de 2012

Nuevo contexto de lucha en la disolucion del mundo moderno

Podríamos establecer sin lugar a dudas que el acontecimiento mas significativo que ha sucedido en el siglo XX y que ha marcado una aceleración disolutoria de nuestros tiempos fue la caída del muro de Berlín y el consecuente derrumbe del régimen comunista soviético constituido a partir de la revolución del año 17.

Como sabemos este hecho estuvo lejos de significar un signo positivo, de normalización y de resolución de los conflictos según la tesis de Fukuyama tan divulgada en los años 90; ni tampoco como han creído algunos la fase final de la caída de nuestra civilización.

La presencia física de este muro generaba por reacción una tensión dialéctica entre ambos bandos. El comunismo permitía reproducir en el occidente liberal valores que este había sustentado en su apogeo y que gracias a la presencia de aquel podían seguir vivos. En efecto el principal ideal que enarbolara la ideología liberal en su antagonismo en contra del absolutismo monárquico fue el de la libertad, comprendida también como sinónimo de tolerancia y respeto por la diversidad de opiniones…

Expresaba Voltaire: "Rechazo tus ideas, pero estaría dispuesto a dar la vida para que puedas seguir sustentándolas con libertad"; esto -que es un apotegma del liberalismo- puede sin embargo entenderse bien, e incluso podriamos decir que es licito para un hombre de la tradición batirse en su defensa sin adherir a esta ideología.

El comunismo representaba el totalitarismo del Estado que no respetaba las diferencias, que perseguía y reprimía a los opositores con cárceles, campos de trabajo forzado,  "reeducación”, asesinatos masivos y hasta clínicas psiquiatricas a fin de que estos se “curaran del error”. Y esta actitud generaba en su tensión un rescate y valorización propia del liberalismo en sus orígenes.

El comunismo a su vez por reacción contraria rechazaba del capitalismo el egoísmo económico, el decadentismo burgués de una vida pensada en tan solo en la función del bienestar y rechazaba pues el ideal de una libertad cuya única meta era el confort individual.

Al caer el muro no solo cayó el comunismo, sino que cayeron los dos grandes ideales trunco que aun tenia el mundo, pero ideales al fin: El de una libertad sin trascendencia y el de una justicia pero limitada al terreno de la mera economía .Y la consecuencia ha sido no el triunfo del liberalismo sino el de un tipo de hombre que ha tomado de los dos sistemas lo peor que los mismos poseen : Un liberalismo sin libertad que es una sociedad totalitaria en donde han desaparecido los pluralismos en la cual una sola ideología es posible: la democracia; a la cual se ha llegado a divinificar en una altar sagrado y en cuya defensa todos los medio represivos son posibles y aceptables no pudiendo haber alguien que tan solo piense en la posibilidad de algo diferente, por lo tanto, convertida en un totalitarismo moderno de una manera muy parecida a la del abatido comunismo.

Hoy en día en nuestra Argentina se ha impuesto la modalidad de condenar a una persona “no democrática”, o “poco democrática” o con “déficit de democracia”, a seguir cursos obligatorios de Derechos Humanos, que son la contra partida de los que en el sistema soviético eran los campos de reeducación política. Pero no solamente el Liberalismo se ha Sovietizado, gracias a la caída del muro, ha sucedido también que del mismo modo el comunismo en su conjunto se ha aburguesado, ha perdido su ideal de justicia que aun lo movilizaba y lo ponía en antitesis respecto de la sociedad burguesa, llegando a compartir los mismos ideales decadentistas, antes criticados del mundo capitalista.

Por lo tanto tenemos así una sociedad que ha arribado a una síntesis entre las dos ideologías tomando del comunismo su totalitarismo y del capitalismo su afán por el lucro y las ganancias. Esta síntesis cáustica a generado un modelo de hombre sin metas lejanas.

La libertad, el progreso, la igualdad, la justicia social, otrora ideales del liberalismo como del comunismo son cosas que ya no interesan; el individualismo, en su sentido mas chato y minúsculo lo ha invadido todo. Han desaparecido de esta sociedad los ideales hasta los mas bajos y absurdos pero que mediatizaban la vida de los hombres, vinculándola mas allá del mero presente. Se trata ahora de vivir de la mejor manera posible y de disfrutar del mejor modo el instante tratando de prolongarlo lo mas que se pueda y de hacerlo cada vez mas placentero, hasta se ha inventado una filosofía que ha decretado no solo la imposibilidad sino aun la renuencia por descubrir y hallar la verdad, lo cual es calificado por algo autoritario e incluso pernicioso para la felicidad de la persona.

La consecuencia de todo esto es un tipo de hombre diferente, nunca antes registrado por la historia, no reacciona nunca ante una injusticia, se resignará a todo siempre y cuando no lo molesten, se imita al animal, pero el de rebaño, no se quiere ser molestado con tal de apacentarse libremente, y esto sucede principalmente por que este hombre carece de vida interior. Estamos pues sin duda en el mundo del caos y una de las características del mismo es justamente la absoluta imprevisibilidad y por lo tanto la inseguridad y ello va aparejado a su vez con el hecho de que este hombre a perdido la capacidad asombrarse y por lo tanto de reaccionar .lamentablemente esto no solo lo extendemos a la gran masa, al pueblo sino lo mas grave de todo es que ello acontezca aun en personas que por su calificación o sus posibilidades deberían tener una mayor apertura de horizontes.

Este articulo va dirigido a todos aquellos que estan en absoluta antitesis con este mundo moderno en disolución (en el cual lamentablemente nuestra querida patria está en la avanzada gracias al accionar diligente de los lacayos del nuevo orden internacional que nos gobierna), y que han decidido seguir adelante y vivir en él; para que ante los fenómenos destructivos y de disolución, hagamos como los antiguos alquimistas y seamos capaces de convertir el veneno en remedio, el plomo en oro, y finalmente podamos afirmar con orgullo que aquello que nos destruye sirve por el contrario para hacernos mas fuertes.

                                                                           Ing. Carlos Alberto Zerda

Publicado en Revista "Milo", numero 1, abril del 2011.

miércoles, 4 de julio de 2012

Editorial Milo Nº 1


LA HORA DEL NACIONALISMO

"Milo" es una publicación de los nacionalistas santiagueños cuyo objetivo es hacer conocer al público en general la visión y la postura del nacionalismo argentino en estas horas aciagas en las que el país se encuentra al borde de la disolución social y de la desintegración.

Nuestro propósito es que los argentinos tomen conciencia de esta realidad y asuman el compromiso de recuperar la independencia y dignidad perdida.

Para ello el primer paso consiste en crear una corriente de opinión nacionalista que mire las cosas desde el punto de vista del interés nacional. Es por ello que, desde este modesto medio, deseamos poner de manifiesto los nobles propósitos y las bellas ideas que nos movilizan; para así contrarrestar también –al menos en algo- la maliciosa y tendenciosa imagen que sobre nuestro movimiento venden los enemigos de la Nación.

 Tenemos la convicción de que solo el nacionalismo salvará a la Patria; y ello es así pues esta doctrina no es otra cosa que el patriotismo mismo hecho idea política, es decir el sentimiento de amor a la Patria esclarecido y guiado por la razón.

En consecuencia, desde estas paginas haremos hincapié en la critica al Sistema de Dominación -edificado sobre la base de la partidocracia y del capitalismo liberal-; el cual ha entregado nuestro patrimonio económico y nuestra soberanía política al Poder Internacional del Dinero; llevando así a nuestro pueblo a la miseria material y moral, con toda su secuela de lacras: drogadicción, inseguridad, corrupción, destrucción de la familia, auge de la contranatura y de la inmoralidad, etc., etc.

 En ese sentido denunciaremos también al denominado progresismo –componente cultural del Sistema- el cual si bien es un engendro mas del marxismo sin embargo cumple un papel funcional al Poder Mundial como herramienta de destrucción del orden natural, del principio de autoridad, del sentido común, y de todos los valores religiosos, patrióticos y familiares. Nuestra pretensión, como nacionalistas, será entonces recuperar la Independencia de la Patria, y poner al Estado al servicio de los intereses nacionales y del Bien Común.

 En pos de este objetivo proponemos, por un lado, cambiar al actual sistema partidocratico –mafioso y vendido al extranjero- por un régimen auténticamente representativo basado en los cuerpos intermedios de la comunidad organizada; y por el otro, postulamos la necesidad de recuperar el control de nuestra economía terminando con la sujeción de la misma a la Usura internacional.

En otro orden de cosas, Milo pretende ser también un lugar de encuentro para los nacionalistas de nuestra provincia más allá de los matices que los distingan y de los diferentes criterios prudenciales con los que se muevan. Esto con la esperanza de contribuir, no solo a la necesaria unidad del nacionalismo argentino; sino también a su puesta al día y actualización –que de más esta decir- deberá hacerse en perfecta coherencia con su corpus doctrinal y apartada de cualquier fenómeno político que no concuerde con nuestra identidad nacional y nuestros principios cristianos.

Convencidos entonces –como decíamos al principio- de que no basta con amar a la Patria, sino que es necesario darse cuenta que la misma se encuentra sometida a oscuros poderes internacionales que pretenden nuestra disolución como Nación y nuestra ruina como sociedad; es que convocamos desde estas paginas a nuestros comprovincianos a unirse a las filas del nacionalismo argentino. Piensen los buenos compatriotas que a la actual situación no se ha llegado solo por la acción del enemigo sino también por la tibieza y la inacción de muchos de los que dicen amar a la Patria. Es hora entonces pues de asumir el compromiso. Aun hay tiempo para salvar a la Argentina, no todo esta perdido; y como decía el padre Castellani: “mientras quede algo por salvar, hay que hacer lo que se pueda por salvarlo”. Y en esto también nos jugamos el alma.

Dr. Edgardo Atilio Moreno 
En la madre de ciudades

sábado, 30 de junio de 2012

PRESENTACION DE LA REVISTA MILO


El pasado dos de abril del 2011, el Circulo Nacionalista de Santiago del Estero presentó su publicación oficial: la Revista “Milo”.

El acto se llevo a cabo en el salón de conferencias de la biblioteca Antenor Alvarez, de nuestra ciudad, ante un nutrido grupo de antiguos y nuevos militantes nacionalistas que se dieron cita para apoyar esta patriada.

En primer lugar hizo uso de la palabra el Dr Edgardo Moreno, agradeciendo la colaboración de los numerosos camaradas que hicieron posible la aparición de “Milo”, y manifestando que esta publicación tiene por objeto hacer conocer las ideas y la postura del nacionalismo en la actual coyuntura histórica en la que los argentinos se enfrentan a una amenaza real de disolución nacional.

Acto seguido el Sr. Sergio I. Pereyra –quien se desempeñara como ultimo presidente del MINeII santiagueño- hizo entrega de un pergamino de reconocimiento al equipo de redacción de “Milo”; agradeciendo por el nombre elegido para la Revista, el cual –como muchos saben- es en homenaje al difunto coronel Mohamed Seineldin.

A continuación y a modo de celebración de la Gesta de Malvinas, El C.P.N. Enrique Marañon hizo una breve pero muy solvente reseña de la historia del conflicto a la luz del derecho publico internacional.

Posteriormente cerro el acto el Ing. Carlos Zerda definiendo claramente cual es el sentido que los nacionalistas damos a la recordación de la Gesta, y marcando tajantemente la diferencia de nuestros homenajes con los oficiales.